La casa ofrece una experiencia glamorosa y sensual que es visual y táctil y, además, se conecta significativamente con el afuera.

Rob Mills

RMA tomó un sitio con un dúplex abandonado en el suburbio de Toorak, en Melbourne, y lo convirtió en una impresionante casa familiar que a la vez es funcional, elegante e independiente.

"El cliente de este proyecto fue una inspiración para mí, y el sentimiento de la casa refleja mucho su personalidad, su estilo y su gusto", dice Mills.

Una extensa excavación en el terreno creó un área subterránea para una sala de cine, una sofisticada bodega de vinos y un estacionamiento. La secuencia de ingreso para los invitados es la de una fachada alta e imponente que da paso a habitaciones formales, como una sala de estar hundida en el vestíbulo, y luego a áreas informales donde se reúnen las familias.

Si bien existe una clara diferenciación de espacio, con zonas marcadas, estas también tienen la capacidad de fusionarse; las paredes se abren, los espacios se unen y se revela la amplitud visual de todo el espacio. La paleta monocromática controlada para la decoración interior asegura que no haya imágenes discordantes y que la vista se pueda mover sin problemas por el espacio.


Read more
toorak staircase
Envianos un email Descargar RMA brochure