Con la Residencia Armadale, hemos logrado crear un edificio saludable. Para lograr esto, no sólo hemos buscado el aire fresco y la proximidad a los árboles y al campo, sino también el uso de pinturas y pegamentos orgánicos de bajo contenido de VOC, iluminación indirecta, ventilación cruzada y vidrio de baja emisividad. Es el lado experimental de la arquitectura al que le estamos prestando cada vez más atención en RMA

Rob Mills

La fábrica original en la Residencia Armadale, en el suburbio de Armadale en Melbourne, ha sido un edificio fundamental para Rob Mills, ya que se conectó profundamente con el amplio espacio interior del edificio mientras residía allí antes de que ésta se convierta en su residencia familiar. Lo que alguna vez fue una fábrica de cartón ubicada en las afueras de un campo rodeado de árboles se ha convertido en un lugar habitable, con amplios y extraordinarios detalles que juegan con las fortalezas del enorme interior.

Como es un proyecto personal, renovar el espacio ha sido un desafío. "Cuando diseñas para tí mismo, no hay marcos de referencia", dice Mills. "Sin embargo, tenía muchas ganas de asegurarme que hubiera suficiente luz, que los materiales muestren sólidos valores de diseño y, además, que se convierta en un hogar de familia en lugar de un apartamento de soltero".

El edificio se ha dividido de tal manera que sea funcional y digno de admiración. Cuenta con un apartamento independiente de dos dormitorios en la planta baja, que se puede alquilar o usar para familiares, mientras que la sala de estar principal en el primer piso, según la tradición europea, tiene un techo de 3.4 metros de altura.

Hay un sentido del lujo en juego, no solo en el espacio, sino en la selección de materiales, en cómo se usan y cómo éstos interactúan. Las paredes son de revoque y estucado aterciopelado; los pisos de piedra son de una cantera de sexta generación en Verona; un mármol veteado que es gris/blanco con trazos de rojo parduzco; mientras que la obra maestra de la cocina con acabados metálicos evoca un espíritu de arte en lugar de domesticidad. La escalera caracol, un elemento característico de Rob Mills, se encuentra debajo de cristal, mientras que el diseño artístico y suave de la superficie de la pared permite que el ojo se deslice, libremente, hacia el cielo.

Los marcos de las puertas son profundos y revestidos de metal, mientras que la acogedora “habitación de invierno", influenciada por sus estudios sobre la tradicional mansión inglesa, adquiere otro carácter completamente diferente, con paneles de madera y ventanas empotradas.

Para completar el proyecto, un piano de cola restaurado es el contrapunto de los muebles y piezas de mobiliario curados, que aportan un carácter estratificado a un sobrio revestimiento.

Read more
Stuart Street
architecture staircase
bathroom design australia
concrete stairs
interior design
bathroom designers
Envianos un email Descargar RMA brochure

Espacio